Infección de las Vías Urinarias o Infección del Tracto Urinario

Definición de Infecciónes Urinarias

Infeccion de vias urinarias PDFEs definida como la infección de cualquier parte del tracto urinario, la cual incluye la vejiga, los riñones, los uréteres (conductos que conectan los riñones a la vejiga) y la uretra (el conducto que permite que la vejiga se vacíe).

Los uréteres son túbulos delgados, en forma de espagueti. Ellos llevan la orina desde el riñón hasta la vejiga.

La vejiga es un órgano pequeño, en forma de globo situado en la pelvis. En las mujeres, la vejiga se encuentra frente al útero. En los hombres, la vejiga se encuentra justo por encima de la glándula prostática.

La uretra es el conducto a través del cual la orina sale de la vejiga. La uretra en las mujeres es mucho más corta de lo que es en los hombres. En los hombres, tiene que pasar a través de la próstata y el pene.

Los riñones son dos órganos en forma de frijol. Se encuentran a los lados de la columna vertebral.

Los riñones se encargan de filtrar la sangre para eliminar el exceso de agua, potasio, urea, sal y otras sustancias. Estos productos de desecho luego son excretados en forma de orina.

Las infecciones de la vejiga o la uretra son las más comunes

Las infecciones del tracto urinario pueden implicar la uretra (uretritis), la vejiga (cistitis), o los riñones (pielonefritis). Cuando los riñones están involucrados, las infecciones del tracto urinario pueden ser potencialmente mortales.

¿Por qué ocurren las infecciones urinarias?

Las infecciones del tracto urinario normalmente se originan cuando las bacterias ingresan al tracto urinario por medio de la uretra y comienzan a expandirse en la vejiga.

Aún cuando el sistema urinario está diseñado para mantener alejados a los invasores microscópicos, estas defensas a veces fallan. Cuando eso ocurre, las bacterias crecen y ocasionan una infección en el tracto urinario.

Causas

Cualquier cosa que reduzca el vaciado de la vejiga o irrite las vías urinarias puede causar infecciones del tracto urinario.

Hay muchos factores que pueden poner a alguien en situación de riesgo.

Obstrucciones

Los bloqueos que dificultan el vaciado de la vejiga pueden causar una infección urinaria. Las obstrucciones pueden ser causadas por un agrandamiento de la próstata, cálculos renales, y ciertas formas de cáncer.

Género

Las mujeres tienen más probabilidades de contraer infecciones urinarias. Esto es porque sus uretras son más cortas. Las infecciones del tracto urinario en los hombres son menos comunes y más graves.

Actividad sexual.

La presión sobre el tracto urinario durante el sexo puede mover bacterias del colon en la vejiga. La mayoría de las mujeres tienen bacterias en la orina después del coito.

Sin embargo, el cuerpo puede deshacerse de estos patógenos dentro de 24 horas. Las bacterias intestinales pueden tener propiedades que les permiten adherirse a la vejiga.

Higiene

El hecho de que la persona se limpie desde atrás hacia la zona de adelane después de ir al baño puede conducir a una infección urinaria. Este movimiento arrastra bacterias desde el área rectal hacia la uretra.

Bacterias

Muy a menudo, una infección urinaria se debe a que las bacterias entran en la uretra y migran hasta la vejiga, donde se multiplican.

Las Infecciones de la vejiga son causadas por una bacteria llamada Escherichia coli (E. coli), las cuales son bacterias comunes en el intestino humano y las infecciones de la uretra pueden ser causadas por E. coli o por infecciones de transmisión sexual como el herpes o la clamidia.

Las bacterias en la vejiga también pueden subir a los riñones y causar una infección renal (conocida como pielonefritis), ocasionando daño renal permanente.

Una infección urinaria sin tratamiento puede llevar a una afección de este tipo.

¿Cuáles son los síntomas?

Los síntomas dependen de qué parte del tracto urinario se encuentre infectado. Generalmente sus síntomas incluyen:

  • Un impulso fuerte y frecuente de orinar, incluso después de que usted acaba de vaciar su vejiga
  • Dolor o ardor al orinar
  • Orina turbia o con sangre
  • Dolor en la parte baja del abdomen o la espalda (dolor pélvico de las mujeres, dolor en el recto para los hombres).
  • Aumento de la frecuencia de micción con escasas cantidades de orina.
  • Dolor pélvico (mujeres).
  • Dolor en el recto (hombres).

Los signos de una infección en los riñones pueden incluir:

  • Escalofríos o sudores nocturnos.
  • Fiebre.
  • Dolor en el área de la espalda o al lado de la ingle.
  • Piel enrojecida.
  • Náuseas y vómitos.

Las infecciones del tracto urinario pueden ser pasadas por alto o muy a menudo pueden confundirse con otras enfermedades especialmente en los adultos mayores.

Los factores de riesgo

Las mujeres son más propensas que los hombres a tener una infección urinaria. Una razón para esto es que las mujeres tienen una uretra más corta que los hombres, y está más cerca del ano.

La actividad sexual también aumenta el riesgo de infección urinaria de la mujer.

La caída de los niveles de estrógeno que las mujeres experimentan después de la menopausia también puede hacer que el tracto urinario sea más vulnerable a la infección.

Las obstrucciones del tracto urinario, como los causados por una piedra en el riñón o la próstata agrandada, pueden bloquear el flujo de orina y aumentar el riesgo de infección.

Las personas con un sistema inmunitario deteriorado, como los diabéticos y otras condiciones, tienen una menor capacidad para combatir las infecciones, aumentando el riesgo de adquirir una infección del tracto urinario.

Las personas que tienen catéter urinario también están en mayor riesgo de adquirir una infección del tracto urinario.

Las personas que mantienen su orina durante largos períodos de tiempo también pueden estar en riesgo de una infección del tracto urinario, ya que la orina tiene una alta cantidad de glucosa y proteínas, lo que puede permitir que las bacterias crezcan.

«La bacteria tiene más tiempo para multiplicarse» cuando la gente retiene su orina.

¿Existen algunas complicaciones?

Las infecciones recurrentes, especialmente en las mujeres que experimentan tres o más infecciones del tracto urinario.

Aumento del riesgo en las mujeres embarazadas durante el parto.

Léase Infeccion Urinaria en Mujeres Embarazadas

Recién nacidos prematuros.

Estrechamiento de la uretra en los hombres a partir de la uretritis recurrente, visto previamente con uretritis gonocócica.

Diagnóstico

Para diagnosticar una infección de orina, los médicos recogen una muestra de orina para buscar bacterias o subproductos de las mismas.

También pueden realizar un cultivo de orina en el que la muestra se lleva a un laboratorio para ver si crecen bacterias.

Esta última prueba puede ayudar a los médicos a determinar qué antibióticos son los más adecuados para el tratamiento de la infección.

Tratamiento para una infeccion en las vias urinarias

¿Cómo se trata la infección del tracto urinario?

A veces, las bacterias desarrollan resistencia a los antibióticos. Los cultivos de orina pueden ayudar al médico a seleccionar un tratamiento antibiótico eficaz.

Por lo general, una infección del tracto urinario se trata con antibióticos para prevenir que se propague a los riñones.

Los pacientes deben terminar sus antibióticos prescritos, aunque los síntomas desaparezcan, porque no terminar un curso de antibióticos puede permitir que la infección reaparezca.

Los síntomas de una infección en la vejiga normalmente desaparecen en uno o dos días después de comenzar los antibióticos.

A las mujeres con infección de vías urinarias recurrentes se les puede recomendar tomar antibióticos después de la actividad sexual para prevenir la infección.

Los tratamientos más prolongados de antibióticos o dosis más fuertes, también pueden ser necesarios para las personas con infecciones recurrentes.

Una infección más grave en los riñones puede requerir tratamiento hospitalario, el cual consiste en inyectar líquidos y antibióticos por vía intravenosa.

Algunas personas pueden necesitar cirugía si la infección es causada por un problema con la estructura de las vías urinarias.

Cómo puede prevenir las infecciones del tracto urinario

Existen formas de ayudar a prevenir las IVU, las cuales incluyen beber mucha agua y orinar después del coito.

Las mujeres que han pasado por la menopausia pueden usar crema de estrógeno alrededor de la vagina para reducir el riesgo de infecciones.

Los investigadores están desarrollando una vacuna para prevenir infecciones urinarias recurrentes.

Mientras tanto, hay pasos sencillos que puede tomar para ayudar a prevenir las infecciones urinarias. Se recomienda:

  • Limpieza de adelante hacia atrás después de orinar o defecar.
  • Beber ocho vasos de agua diariamente.
  • Lavarse con agua potable después de las relaciones sexuales.
  • No retener la orina durante largos períodos de tiempo.
  • Limpieza de las zonas vaginal y rectal diaria.
  • Tomar duchas en lugar de baños.
  • Uso de ropa interior cómoda.
  • Usar calzoncillos de algodón.